Se cerró la canilla

Los funcionarios de OSE se declararon en conflicto y analizan comenzar una serie de paros. El sindicato denuncia que los recortes presupuestales pueden afectar “la calidad del agua” a los usuarios.

A través de un comunicado, la Federación de Funcionarios de OSE comunicó que se declaró en conflicto y que decidió convocar a una movilización el próximo martes 30 de agosto en las oficinas centrales de OSE en el Cordón.

En la declaración los funcionarios adelantan que no descartan «futuras medidas de paros de actividad» en caso de que sus reclamos no tengan una respuesta en los próximos días.

Los trabajadores reclaman que el Directorio de OSE «no avaló una fórmula acordada» en la Dirección Nacional de Trabajo para el pago del Sistema de Remuneración Variable (SRV) para 200 trabajadores.

El sindicato cuestiona además que las autoridades de la empresa elaboraron el presupuesto del ente para 2017 «sin recoger ninguno de los planteos realizados por FFOSE y no respetando la negociación colectiva».

Los trabajadores advierten además que las restricciones presupuestales impuestas por el Poder Ejecutivo para las empresas públicas y que afectarán las inversiones y el ingreso de personal afectarán «la prestación de los servicios y la calidad del agua que brinda OSE a la población».

Asimismo, el sindicato critica el aumento de las tercerizaciones, considerando que se «sustituye el ingreso de personal genuino» y se «desnaturaliza» la función.

Fuente: Montevideo Portal